nilson subrayadoHemos perdido tanto, pero tanto que llegó Nilson y paff!!!, nos pegó en el mentón. Nos recordó que somos humanos, que existen valores más allá de la riqueza material, que son intangibles, insípidos, pero nos hacen sentir vivos. Es el resumen perfecto de esa “escala de valores” que perdimos.(foto Subrayado)

Pasados los días, la televisión, esa que parece revelar toda la verdad en medio de tanta mentira, de la cual algunos hacen uso y abuso, nos contó una historia real en medio de un producto comercial.

Y el protagonista, es alguien que pensó que el éxito no le estaba permitido. “No sé si lo merezco”, “nunca fue intención que se generara todo esto”, fueron dos de las tantas afirmaciones que Nilson Viazzo, el primer ganador de un concurso televisivo, realizó una y otra vez cada vez que era entrevistado.

Es un trabajador, hijo, padre, esposo, amigo, compañero de trabajo, vecino, quien además de vivir de un salario, tenía dentro de sí una pasión que el resto del mundo desconocía y creía le estaba prohibido exponer y desarrollar.

Sin embargo fue en un concurso de televisión donde encontró la llave para que se muestre tal cual es, aunque eso implique que no lo haga exageradamente.

Lo que hemos llorado!!!. Una de las expresiones más repetidas en los testimonios de quienes lo alentaron al llegar a Florida.

Resultó sin pretenderlo un ejemplo de lo que no somos capaces de ser, lava nuestras miserias con su humildad y nos golpea una y otra vez, sin darse cuenta, para que reaccionemos.

Somos seres con sentimientos, no con objetos.

Han dicho que algunos niños –recién nacidos- ya llevan su nombre.

Hemos perdido tanto, pero tanto tiempo, que increíblemente estamos a tiempo de vivir lo que nos quede procurando concretar sueños imposibles.

Aunque algunos crean que la Nilsonmanía desatada, es como mucho, y sea la única noticia que dura una semana y promete más.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar