La inscripción obligatoria en el Registro Nacional de Animales de Compañía se realizará desde el 1.° de octubre de 2017 hasta el 1.° de enero de 2018. “Implica que 704 veterinarios habilitados implantarán un lector subcutáneo en perros, para identificarlos y asociarlos a sus dueños”, dijo el subsecretario de Ganadería, Enzo Benech. Informó que no genera daño al animal y el costo ronda entre 424 y 510 pesos.

 “Estamos cumpliendo lo que mandata la ley, y el documento generado especifica la información del animal y de su tenedor responsable, porque tenemos como mínimo 1,7 millones de perros, por lo que precisamos avanzar con compromiso nacional”, determinó Benech, quien a su vez es presidente de la Comisión Nacional de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), en el lanzamiento del sistema, efectuado este miércoles 20 en Torre Ejecutiva.

La ley n.º 18471 encomendó a la comisión acciones conducentes a la creación de un sistema de identificación y registro de animales, formalizado a través del Registro Nacional de Animales de Compañía, cuyo cometido es controlar el número de animales y conocer a sus tenedores. Serán objeto de registro todos los perros del país desde el 1.° de octubre de 2017 hasta el 1.° de enero de 2018. Los responsables de la instalación son 704 veterinarios de todo el país que estarán habilitados desde el 25 de setiembre.

El jerarca destacó que la comisión trabaja en forma coordinada con los ministerios del Interior y de Salud Pública, además del Congreso de Intendentes, para que, llegado el momento, sean retirados aquellos animales sin dueño que causen problemas en la vía pública. Estos serán trasladados a albergues transitorios hasta que logren ser adoptados.

El chip se instala una vez en cada animal en forma subcutánea en el lado izquierdo del cuello o entre las dos escápulas, tiene el tamaño de un grano de arroz y un código único intransferible que carece de batería, por lo que se activa solo al acercar un lector; se trata de un dispositivo pasivo que no afecta la salud del animal.

El costo del chipeado variará, según la empresa proveedora, entre 424 y 510 pesos. Lo recaudado no será destinado a las arcas de la Cotryba. Habrá políticas diferenciadas para los casos que cuenten con respaldos de instituciones de protección animal en cuanto a obligatoriedad, tiempos de ejecución y costos.

Benech remarcó que la identificación es una de las líneas estratégicas del ministerio sobre bienestar animal. A esta iniciativa se agregan las castraciones, el control de la reproducción y comercialización, educación, fiscalización y medidas para bajar la reproducción de perros. “Como gobierno, demostramos el compromiso de avanzar en el tema, como también está por parte de las comisiones departamentales en todo el país. Espero que tengamos un buena respuesta social. Habrá un tiempo justificable de fiscalización antes de llegar a las sanciones económicas”, enfatizó.

(Fuente:Presidencia)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar