Cerro ColoradoEn la última sesión de la Cámara de Representantes, el Diputado José Andrés Arocena volvió a plantear la problemática del Liceo de Cerro Colorado, institución educativa del interior del departamento de Florida que no reviste mejoras en sus carencias. Asegura que tienen sexo fuera del horario Liceal y se encuentran preservativos y ropa interior

El legislador abordó la falta de cerraduras en los salones, la ausencia de un salón comedor y el uso indebido de sus espacios.

“La matrícula del liceo de Cerro Colorado creció muchísimo. Estamos felices de que así sea, pero los cambios no han acompasado ese crecimiento. La preocupación es difícil de trasmitir, salvo que uno vaya allí para entenderla. La inquietud principal es que el liceo no tiene tejido perimetral ni portón de entrada. En Cerro Colorado no hay tantos robos como en otras zonas del Uruguay ni tantas personas dedicadas a destrozar, pero la preocupación surge porque el liceo se utiliza como hotel de alta rotatividad para tener sexo, ya que no hay nada que impida el ingreso: las puertas de los salones, de las aulas, no tienen cerradura”, expresó Arocena en el comienzo de su alocución. Sumó conceptos que dan cuenta del agravamiento de la situación. “En el liceo de Cerro Colorado no solamente hay mugre y preservativos, sino que hasta la ropa interior dejan tirada, y cada día es necesario encarar las clases. Esto es tragicómico. Desde hace tiempo, las madres reclaman una solución nos imaginamos que los responsables del liceo también, pero no hay eco de parte de las autoridades”.

De acuerdo a las expresiones del líder de Todos Florida, hay otras preocupaciones que también atañen al Liceo de la zona. Con una población juvenil netamente rural, se denuncia que el edificio no tiene comedor ni un lugar donde puedan estar sentados y reunidos los estudiantes. “Llueve y no pueden estar en ningún lugar. Falta un par de profesores. Además, son muy pocos los ómnibus que circulan por la Ruta N° 7. Y ni hablar de jóvenes que van a la campaña de forma transversal y no por la Ruta N° 7”, acotó.

José Andrés Arocena abogó ante Secundaria y Codicén en la misma línea que las madres y padres de Cerro Colorado: la construcción de un gimnasio, salón y comedor para uso compartido del liceo y la escuela. “No tiene sentido hacer unas obras para el liceo y otras para la escuela, pero es necesario meterle el diente a esto. Actualmente hay construcciones livianas que no son para nada costosas, y con ellas se podría solucionar una infinidad de situaciones de este tipo”, sugirió el legislador del Partido Nacional. 

“Todos nos imaginamos lo que significa que un liceo sea utilizado por las noches para tener sexo porque no hay cerraduras en las puertas. Esto raya en lo ridículo”, finalizó Arocena, cuyas palabras fueron derivadas a Secundaria, ANEP y Codicen con apoyo unánime de sus colegas.

(Fuente Secretaria del diputado José Arocena)

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar