Fernando Pérez DAuriaTRES PREGUNTAS AL FISCAL DR FERNANDO PÉREZ D’AURIA El Fiscal que actuó en el caso de Roberto Gomensoro en Paso de los Toros en el año 2013, Dr. Fernando Pérez D’Auria afirma que quedó probado que la muerte ocurrió en Montevideo, razón por la cual remitió las actuaciones “para que se investigara (si lo consideraban pertinente) qué había pasado allá con Gomensoro y Gavazzo”. Pérez afirma que ya en aquel momento llegó “a la conclusión de la vinculación de Gavazzo en la muerte” del militante político meses antes del golpe de Estado.

En declaraciones a Florida24 el Dr. Fernando Pérez D’Auria recordando lo que estampó en el Expediente dijo que se trata de un caso en el cual “corresponde se llegue a la verdad histórica del destino de Roberto Gomensoro para poder así “condenar al o los culpables de su desaparición y muerte”.

En lo que refiere a las razones que lo llevaron a determinar que no debían incriminarse en ese momento a los militares Carlos Gómez y José Nino Gavazzo, sostuvo que es claro que Gomensoro no murió producto de haber sido castrado como se aseguró sino que “se demuestra que fue por choques eléctricos y en Montevideo. El expediente no se puede modificar y es por esto que la potestad de investigar estos nuevos hechos estaba en el Juzgado de Montevideo.

Pérez agregó que llegó a la conclusión que existía semi plena prueba de “la vinculación de Gavazzo en la muerte de Gomensoro”.

-¿Cómo tomó la información que Gavazzo admitió haber participado en la muerte de Roberto Gomensoro?

No me sorprendió, porque eso fue lo que se probó en el expediente de Paso de los Toros, a pesar de que lo que se investigaba era otra cosa. Ya que se investigaba si la muerte de Gomensoro había ocurrido en Paso de los Toros y por castración, lo que quedo probado que no fue asi. A esa conclusión llegué y se especificó en un dictamen mío de diciembre de 2013, en el cual solicité la libertad inmediata del ex militar Juan Carlos Gómez Boscetti, y se remitieran las actuaciones a un juzgado de Montevideo para que se investigara (si lo consideraban pertinente) qué había pasado allá con Gomensoro y Gabazzo.

- ¿Cuáles fueron los elementos que pesaron para que Juan Carlos Gómez fuera liberado, y de igual forma José Nino Gavazzo?

Fundamentalmente porque se los acusaba de hechos que nunca existieron. En el expediente de Paso de los Toros se acusaba a Gómez y a Gavazzo de la muerte de Roberto Gomensoro Josman en un cuartel de Paso de los Toros, por medio de castración.

Eso no se probó, ese hecho no existió. Entre otras pruebas, hay fotos que se ven los genitales de Gomensoro.

Lo que sí se probó fue que Gomensoro falleció en el Grupo de Artillería N°1 del Cerro de Montevideo, por una falla cardíaca, durante tortura, muy probablemente por parte de Gavazzo. Que una vez muerto Gomensoro en Montevideo, su cuerpo fue trasladado a Paso de los Toros, y fondeado en el Lago del Rincón del Bonete para su ocultamiento.

Como el expediente inicial acusa a ambos por haber matado a Gomensoro por castración, en Paso de los Toros y luego se demuestra que fue por choques eléctricos y en Montevideo. El expediente no se puede modificar y es por esto que la potestad de investigar estos nuevos hechos estaba en el Juzgado de Montevideo, por lo que como dije antes se remitieron las actuaciones a un juzgado de Montevideo para que se investigara (si lo consideraban pertinente) qué había pasado allá con Gomensoro y Gavazzo.

- Antes de conocerse el contenido del Tribunal de Honor, existen testimonios que incriminan a José Gavazzo en el crimen de Gomensoro; usted llegó a alguna conclusión antes?

Yo llegué a la conclusión de la vinculación de Gavazzo en la muerte de Gomensoro en Montevideo, como se dijo, y por ende que existía semi plena prueba de ello, conforme las declaraciones de cuatro testigos sumamente calificados para mí, como lo fueron de dos integrantes de la otrora Comisión para la Paz y de dos ex militares, fundamentalmente la de Enrique Pedro Debat.

Recordando lo que estampó en el Expediente en el año 2013 citó textualmente: Se debe tratar de no incurrir en la injusticia y el error del sistema judicial, de condenar a personas que no tuvieron participación en el hecho, tal como fue denunciado.

De admitirse lo contrario, dentro de un Estado de Derecho, se estaría vulnerando los principios universales que amparan los derechos humanos.

En aras de la libertad, igualdad y reconciliación social, corresponde se llegue a la verdad histórica del destino de Roberto GOMENSORO JOSMAN a partir del 12 de marzo de 1973 y condenar al o los culpables de su desaparición y muerte, así con ello, cerrar un capítulo inconcluso de la reciente historia dictatorial uruguaya, y seguir reconstruyendo la historia, para con ello construir un futuro más fraternal sobre los cimientos de la verdad de los hechos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar