induccion mageneitca avda artigas 3Desde la oposición quieren saber el destino de más de 3 millones de dólares que se comprometieron para el pago de la nueva iluminación de inducción magnética. Según lo declarado por la Intendencia ante el Ministerio de Economía se pagaron 39 millones de pesos, pero el contrato con la empresa IMSA es por 118 millones de pesos. Intiman a la Intendencia a que expliqué en qué se gastó el dinero.

Así lo declaró la representante del Frente Amplio Ilda Sironi en el programa televisivo ASI ESTAMOS (Video Cable Florida), tras recibir informes del Ministerio de Economía, que requirió desde el Parlamento, sobre uno de los temas de gestión que se ha transformado en una pancarta de la administración Enciso.

Explicó que de acuerdo con la información se puede afirmar que “se compraron 7400 luminarias a un costo de 39 millones de pesos”, pero sin embargo en el contrato se mencionan 118 millones de pesos que se endeuda, razón por la cual afirma que “hay 84 millones de pesos que se fueron en algo más”, lo que representa unos 3 millones 360 mil dólares.

Sironi dijo que si bien la Intendencia tenía que pagar el flete del puerto a Montevideo, el monitoreo del ahorro, y el cambio de las lamparitas, resulta llamativo que en esto se gastaran 84 millones de pesos, “¿dónde fueron?,

¿el 70% se lo lleva la empresa?” se preguntó.

Concluyó en que resulta necesario “que la intendencia nos aclare en qué nos estamos equivocando”.

Sironi, posterior a estas declaraciones emitió un detallado comunicado de prensa sobre el tema.

LA NOTA DE PRENSA

A la opinión pública

En ejercicio de la titularidad de Diputada en la Cámara de Representantes, el pasado 11 de marzo realizamos solicitud de informe al Ministerio de Economía y Finanzas, respecto a la cantidad y montos de importación de materiales de inducción magnética, realizados por la Intendencia de Florida.

La necesidad de este pedido de informe, surge del hecho que el gobierno departamental, acordó con la empresa IMSA (Inducción Magnética Sociedad Anónima) no divulgar el contrato efectuado. Por otro lado, la Intendencia no sometió a la Junta Departamental este contrato, y ha manejado el negocio con el más absoluto hermetismo, respecto a los costos reales del mismo.

El pasado 15 de abril recibimos en la cámara de diputados, la respuesta del Ministerio de Economía, que incluye boletas de compras de materiales de inducción magnética (lámparas de diversos watts, cristales, generadores y carcasas), que nos informan del precio unitario de los componentes básicos de cada luminaria de inducción magnética, es decir: las lámparas, el cristal , el farol o carcasa y el generador de cada una.

De las boletas obtenidas, surge que el precio unitario es de 234 dólares las de 80 watts, 254 dólares las de 100 watts y 274 dólares las de 120 watts.

Ese valor debemos multiplicarlo por 24 pesos, al valor del dólar en octubre de 2014, fecha de la última compra, y a su vez multiplicarlo por 7.400 luminarias, que es el total que se comprometió a comprar el gobierno departamental.

El costo total de los materiales para luminarias nos da una cifra de alrededor de 34:000.000 de pesos en el promedio de las potencias compradas-

En el contrato con IMSA se acuerda que la Intendencia pagará la inversión realizada por la empresa. La inversión consiste en:

-Los materiales

-El costo de instalación

-Los fletes de Montevideo a Florida

-El monitoreo del ahorro.

Dicha inversión es valuada por IMSA, en 39 millones de unidades indexadas, lo cual, a precio actual de la Unidad Indexada (3,02 pesos) hace una cifra en pesos de 118:000.000

Pues bien. Descontando los materiales, que valuamos en 34:000.000 de pesos, el resto de la inversión (costo de instalación, fletes, y monitoreo) insumiría la cifra de 84:000.000 de pesos (ciento dieciocho millones)-

Pero si leemos el contrato con IMSA, la empresa manifiesta, en la cláusula 8 del contrato original , que “las luminarias se acoplarán SIN MAS TRABAJO QUE LA DE SUJETARLAS A LAS ABRAZADADERAS O TORNILLOS NECESARIOS, a los brazos de los postes existentes..”. Es decir, una tarea sencilla, ya que colocar las columnas y los brazos corrió por cuenta de operarios municipales.

Por otro lado, la cantidad de compras ameritó a lo sumo 3 o 4 fletes de Montevideo a Florida, no más.

-Es para nosotros una exageración que instalación, fletes y monitoreo tengan un costo de 84 millones de pesos.

-Emplazamos a la Intendencia Departamental, hoy conducida por una Escribana Pública que en honor a su profesión debería dar claridad y transparencia a estos actos de gobierno, a que muestre todas las boletas que disponga, que permita a los floridenses, a los ciudadanos y a los

Partidos de la oposición, SABER FEHACIENTEMENTE Y SIN DUDAS NI ESPECULACIONES, cuánto ha sido la inversión real que ha hecho IMSA, por cuáles conceptos, por cuáles montos, cuánto y desde cuándo la Intendencia ha comenzado a pagarle a IMSA, pregunta que el Director de Obras no supo contestar en una entrevista periodística a un programa de televisión floridense.

Este gobierno departamental comprometió a la Intendencia de Florida en un negocio y en una deuda que trasciende el actual período de gobierno, no sometió ni este negocio ni este endeudamiento a la Junta Departamental, constituyendo una falta grave, y no explica ni exhibe los detalles del negocio con IMSA, porque firmó una cláusula de confidencialidad y no

divulgación de este contrato.

Los floridenses nos merecemos explicaciones, porque el dinero de la Intendencia es dinero de todos, de nuestros impuestos y tributos.

ILDA SIRONI

REPRESENTANTE NACIONAL POR FLORIDA.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar